Turismo

Sectur

Covid19

Columnas

  • MORENA, refugio de presuntos – ARTURO RÍOS RUIZ / LATITUD MEGALÓPOLIS

    MORENA, REFUGIO DE PRESUNTOS

    Por: ARMANDO RÍOS RUIZ

    Desde que Morena se perfiló hacia el triunfo en 2018, políticos de todos los partidos corrieron a incorporarse a sus filas al advertir que su barca se hundía. Sabían que todos, sin excepción, serían recibidos con los brazos abiertos. Era necesario para el dueño del partido aglutinar al mayor número posible de adeptos, para reforzar sus filas, aun cuando la misma ciudadanía  mostraba en cantidades millonarias,  ansias por un cambio real.

    La situación fue aprovechada inclusive por presuntos delincuentes o por personas en situación de investigación judicial, señalados de cometer delitos graves. Aunque en algunos casos, el mismo candidato del prometedor partido se encargó de convencer a personas que ya habían huido del país para evitar la acción de la justicia, de aceptar cargos de representación popular.

    Tal fue el asunto de Nestora Salgado, la guerrerense fundadora de una agrupación comunitaria que ejercía acciones contra otros criminales, pero señalada de aprovecharla para cometer delitos. Se dijo que construyó una especie de cárcel en la que encerraba a personas, por cuya liberación exigía un rescate, a quienes mantenía con raquíticas raciones de comida y un poco de agua. Ahora es senadora de la República, puesto en el que no ha movido un solo dedo, pero que le ha servido para frenar las acciones de justicia en su contra.

    Otro caso es el del también ahora senador, Napoleón Gómez Urrutia. Una nota de Animal Político se refiere a él en los siguientes términos: “Después de años de litigio, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje emitió un laudo que ya no puede ser impugnado y que ordena al senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia, a pagar 55 millones de dólares, más los intereses, que robó a 226 trabajadores mineros siendo su dirigente sindical”.

    Hay muchos otros. Pero recientemente ha aparecido en los medios el nombre de Armando Guadiana Tijerina, senador por Coahuila, cuya gobernación será renovada el año entrante y de la cual es aspirante. Su vida política es sumamente pobre en actividades y en experiencias. Sin embargo, aprovechando que en este momento cualquiera que reciba la bendición del jefe puede figurar y aspirar al cargo de elección popular que sea, espera la absolución. Aunque aquí no opere aquello de 90 por ciento de honestidad y 10 de experiencia.

    Más que actividades políticas, el aspirante de Morena es más conocido por los señalamientos en su contra por la comisión de delitos graves. Seguramente espera que el que manda en México diga, como acostumbra: “yo confío en él”, para exonerarlo por completo, ya que es la moderna forma, impuesta desde 2018, de impartir justicia desde el Poder Ejecutivo. No del Judicial.

    Se dice en este momento que tanto él, como su familia, “continúan en la mira de la Fiscalía General de la República, por la probable comisión de delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, falsificación de moneda y delincuencia organizada”. Lo anterior responde a la vigencia de una averiguación previa en su contra, iniciada en 2012. Seguramente no avanzó, al aceptarse su candidatura a la senaduría, por la vía plurinominal.

    Una nota periodística dice que existen documentos que atestiguan que el senador y su hermano José Luis Guadiana Tijerina, fueron señalados como objetivos criminales identificados. Por ello se giró una orden de presentación el 27 de noviembre de 2012. Sin embargo, aún con estos señalamientos, insiste en que será candidato el gobierno de su estado. ¿Sabrá de algo bueno para él?

    Pero también tiene acusaciones de apropiarse ilegalmente del agua de un manantial que se encuentra en una comunidad desértica de Saltillo, denominada El Chiflón, reclamada por comuneros de varios ejidos. Que se sepa, todo ha permanecido un poco en el olvido, hasta hoy que algunos diarios comenzaron a recordar su caso, tal vez para impedir su ascenso.

    No hay que olvidar que, en el gobierno actual, reúne los requisitos necesarios para convertirse en el próximo gobernador de Coahuila.

    ariosruiz@gmail.com