Turismo

Sectur

Covid19

Columnas

  • Perlas de cinismo – TRAS BAMBALINAS – Por JORGE OCTAVIO OCHOA

    Perlas de cinismo

    TRAS BAMBALINAS

    Por JORGE OCTAVIO OCHOA

    El caso del INSABI, junto con el de SEGALMEX, serán los dos escándalos que acompañarán a Andrés Manuel López Obrador hasta los últimos días de su existencia, haga lo que haga.

    No sólo por el tamaño del desvío de recursos, que de suyo superan los 30 mil millones de pesos ambos, sino por la línea de involucrados y la cadena de errores de decisión que tomó, en solitario, el mandatario.

    Estos casos, están íntimamente ligados a la demencial prisa que tiene el mandatario por remover a todo el aparato judicial, y reforzar así la veda de 5 años que ordenó para la entrega de información de los mismos.

    Sabe que, con una estructura del Poder Judicial como el actual, no podrá resistir la presión política para explicar, porqué mantiene protegidos a Ignacio Ovalle y Alejandro Calderón Alipi, principalmente.

    Calderón Alipi, director del IMSS- Bienestar, es hermano de César, inversionista involucrado en transacciones irregulares a través de las empresas Diagnóstico Biomolecular y ROMEDIC, en la compra y distribución de medicamentos.

    La desaparición del INSABI oculta precisamente el fracaso en la compra y distribución de medicamentos para el Covid19 y el cáncer; el desvío de recursos para el pago de ventiladores clínicos y 45 millones de recetas no distribuidas.

    Pero lo peor: con la desaparición del INSABI se configura la ruptura del Pacto Federal ya que, a través de convenios, se obligó a los estados a entregar al gobierno federal hospitales y nóminas de trabajadores, para centralizarlos.

    Sólo los estados gobernados por el PAN, no han aceptado firmar dichos convenios. Morena y el PRI, lo hicieron, para dejar en manos del IMSS-Bienestar, las instalaciones de salud y el presupuesto.

    Tan sólo en el tránsito del INSABI a IMSS-Bienestar, se quedaron sin acceso a servicios de salud al menos 50.4 millones de mexicanos. El INSABI desapareció con cuentas no aclaradas, por más de 14 mil millones de pesos.

    Paralelamente, López Obrador desbarató desde hace más de un año el Consejo General de Salud. Así eliminó a la UNAM, a la UAM, a investigadores y especialistas de su estructura. En su lugar incluyó al Ejército y la Marina,

    Dicho Consejo es el que, ni más ni menos, dicta las normas sanitarias en el país, mismas que fueron inexistentes durante la época de Hugo López Gatell y que provocó la muerte en exceso de al menos 800 mil mexicanos.

    Ese es el tamaño de las responsabilidades que quiere esconder el presidente saliente, al dejar bajo reserva por 5 años toda la información relacionada y remplazar toda la estructura del Poder Judicial. Impunidad total.

    El régimen Lópezobradorista utilizó todos los instrumentos del Estado no sólo para amenazar a sus adversarios, sino para desequilibrar y desajustar totalmente la balanza de las pasadas elecciones presidenciales y dejar así a su “alfil”.

    A nadie sorprendió el reciente fallo de la Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación de que fue una elección de Estado. Fue más que evidente.

    De manera cobarde, arremetió sin rubor ni dignidad contra la candidata de la oposición, a la que denostó de manera clasista y racista. Puso en tela de juicio su origen humilde e indígena.

    Luego violó abiertamente su derecho de réplica y terminó por revelar ilegalmente datos de sus empresas sin que el Instituto Nacional Electoral (INE) emitiera una sola sanción.

    López Obrador violó todo lo que se podía violar: imparcialidad, neutralidad, equidad; uso indebido de recursos públicos, programas sociales; realizó promoción personalizada. Difundió propaganda gubernamental en período prohibido.

    Tuvo actitudes misóginas y de violencia política de género en 11 de sus conferencias “Mañaneras”. Hizo alusión al Plan C y, una y otra vez, habló de la necesidad de alcanzar una mayoría calificada en las cámaras del Congreso de la Unión.

    Para cerrar la pinza, el régimen amenazó, con carpetas de investigación, a quienes dieron a conocer toda la información que hoy mantiene en vilo a AMLO. Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad y Latinus, Carlos Loret y Brozo.

    En resumen, el cierre de sexenio de López Obrador semeja más un descomunal acuerdo de mafias, donde el crimen organizado estableció territorios a controlar, que una transición democrática.