Susana Harp, en Oaxaca; Maki Ortiz, en Tamaulipas; Maribel Villegas, en Quintana Roo, y Ramón Enríquez, en Durango, ponen en vilo los factibles triunfos de Morena en cuatro de seis entidades que se disputarán en junio. Todos impugnan las designaciones de Mario Delgado ante el TEPJF, o amenazan con llevarse a sus seguidores a otros partidos. El CEN morenista, arrogante, se niega a negociar con. Su altanería, pone en riesgo el “cuasi triunfo” en las urnas.

DURANGO: El senador Ramón Enríquez acusa traiciones y abusos al liderazgo nacional de Morena. En repudio a la decisión de Mario Delgado, hará una manifestación a la CDMX. La Laguna, considerada bastión morenista, tierra de la aspirante a la gubernatura, Marina Vitela, exedil en Gómez Palacio, tomó ventaja Alianza Opositora (PRI, PAN y PRD), que llevaría al priista Esteban Villegas. En el resto de la entidad, hay militantes morenistas que apostaron por Ramón, que impulsan una asonada a las decisiones de Delgado. Durango es mucho más que un western cinematográfico.

OAXACA: Susana Harp llevó al TEPJF su inconformidad por no ser candidata. Sin embargo, los abogados de Mario Delgado ven que en los estatutos no establecen la obligatoriedad de reconocer resultados de las encuestas. La decisión de los candidatos es del CEN. Tienen la seguridad de ratificar a Salomón Jara.

TAMAULIPAS: Maki Ortiz, expanista que impulsó por Morena, para sucederla en la alcaldía de Reynosa, a su hijo Carlos Peña, al no recibir la candidatura, regresó a tocar la puerta PAN, pero fue despreciada. Panistas que la acompañaron a Morena, quisieron regresar, pero es tarde. Américo Villarreal, va firme pese a la inconformidad de Maki y enfrentaría a Cesar Verástegui, cercano al gobernador Francisco García, por el PAN

QUINTANA ROO: Maribel Villegas, ante la altivez de la dirigencia de Morena, busca convertirse en la candidata por Movimiento Ciudadano. Se lleva su capital político.

AGUASCALIENTES: Juan Rojas García fue electo presidente del Supremo Tribunal de Justicia, en sustitución de Gabriela Espinosa, que quería reelegirse otros ¡15 años! Como gato boca arriba, se defendió con amparos. Prefería perpetuarse, aunque jubilada obtuviera el 100% de sus percepciones. ¿Dónde está la ganancia?

CHIAPAS: Como no es significativa la recaudación del impuesto al arrendamiento, prefieren derogarlo. Por orden del gobernador Rutilio Escandón, el diputado por Morena, Marcelo Toledo, y ante la amenaza de amparos contra el 5% de esa carga fiscal, propuso quitar el gravamen. ¿Pelearse con electores?, mejor dejo sin ingresos al estado.

TIJUANA: En el festejo por 100 días de gobierno, la alcaldesa Montserrat Caballero, lanzó un “¡ya basta!” de ocurrencias y propuestas absurdas. No dio nombres, aunque muchos esperaban la exhibición de políticos morenistas.

POR VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS
VSB@PODERYDINERO.MX 
@VSANCHEZBANOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.