1.
La Oficina para la Complicación de Asuntos Sencillos, OCAS, por sus siglas en español, es un pequeño despacho de clase mundial que se instala en el hipotálamo de cada pequeño ser que, de pronto, se ve provisto con una pequeña dosis de poder y actúa en contra del menos común de todos los sentidos, el común.
Sea cual sea el asunto a tratar, solucionar o, cuando menos, plantear, esa oficina cuenta con todas las herramientas, recursos materiales y humanos y la férrea voluntad de complicarlos, por sencillos que éstos sean.
— Su lema es: “Tráiganos su asunto, por sencillo que sea, aquí se lo complicamos”.
2.
La diputada Yoloczin Domínguez Serna, flamante presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso Local de Guerrero, es la candidata involuntaria a víctima de esa pícara, divertida y fastidiosa oficina.
Lo que debiera ser un trámite sencillo, al asumir tan delicado, responsable como poderoso encargo de coordinar los trabajos del poder legislativo del estado de Guerrero, ha comenzado a sufrir ataques insistentes de la OCAS, y sus millones de seguidores en el globo terráqueo.
— ¿Qué sencillo asunto han comenzado a complicarle a la joven diputada?
3.
El predecesor de la señorita Domínguez, un diputado llamado Alfredo Sánchez Esquivel, se erigió como presidente Ad Vitem, con doctor Honoris Causa, de la multi prestigiada OCAS.
Don Alfredo asumió una diputación que, por ley, correspondía a un indígena y complicó, en principio, la legitimidad de su representación popular.
Con el respaldo de una señora llamada Esther Gómez, que entonces pertenecía al Comité Nacional de MORENA, y con la zanahoria ofrecida a sus correligionarios, le dieron la delicada posición de coordinar a los diputados locales de MORENA y, con ello, la presidencia de la Junta de Coordinación Política.
— Primeros dos asuntos sencillos que fueron evidentemente complicados. Primeras dos lecciones a la joven Yoloczin.
4.
Montado en la soberbia, y con el apoyo de la compañera Esther y “todo el respaldo del CEN de MORENA”, el diputado Sánchez ordenó destruir la biblioteca del Congreso Local, no llevó a cabo consultas populares ordenadas por la Suprema Corte de Justicia y se pasó por el arco del triunfo al resto de los integrantes de la Junta de Coordinación Política y dispuso él solo de todo.
En el Congreso existen, al menos, cuarenta y ocho cargos administrativos cuyos nombramientos deben someterse al consenso de los integrantes de la Junta de Coordinación política, es decir, a los coordinadores de las otras fracciones partidistas.
Consenso jamás apareció en el lenguaje de Alfredo. Se fue por la libre. Designó a encargados de despacho, sin el consenso de los demás diputados. Más complicado aún: los afortunados con las chambas que entregaron Don Alfredo y la compañera Esther, resultaron personajes opuestos a los del poder ejecutivo… ¡del mismo partido!
— Segundos asuntos sencillos complicados. Segunda lección a la joven Yoloczin.
5.
El martes pasado, sin tener acuerdos concretos, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local avanzó en la discusión para designar a los titulares de las áreas de Finanzas y Administración de Comunicación Social y del Comité del Instituto de Estudios Parlamentarios “Eduardo Neri”.
Fue desde esas áreas de las que, los encargados de despacho, boicotearon toda iniciativa, propuesta o sugerencia que les fue enviada desde el ejecutivo. La instrucción fue golpear, obstruir y obstaculizar el trabajo de la gobernadora. Hubo casos que, desde las mismas oficinas del Congreso se atacó, en medios, a la presidente de la mesa directiva, Flor Añorve Ocampo, como represalia porque ella sí acudía a los eventos de la titular del poder ejecutivo, mientras que, en todo un año, Don Alfredo jamás tuvo la cortesía de asistir a eventos encabezados por la gobernadora.
— ¿Qué necesidad de complicar asuntos sencillos?
6.
La joven presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso Local pasará a la historia como la primera mujer, joven, que encabeza uno de los tres poderes del estado. Lo mismo que Evelyn Salgado al ser la primera mujer gobernadora.
La lección que ha dejado Don Alfredo a la señorita Domínguez es sencilla: No permitir que la OCAS influya en sus decisiones. Por principio de cuentas, en consenso con el resto de integrantes de la Junta de Coordinación Política, revisar los perfiles de aspirantes a nuevos funcionarios en el Congreso Local.
¿Tiene afinidad el candidato a finanzas del legislativo con el del poder ejecutivo? ¿El del Instituto de Estudios Parlamentarios? ¿El de Comunicación Social?
— No sea la de malas que, en la búsqueda de poder, éstos no sean afines a sus pares del poder ejecutivo y aparezcan las fórmulas mágicas de la OCAS, compliquen todo y Doña Yolo pase a la historia, pero de similar manera que lo hará un Alfredo al que la historia le quietará el Don por las sospechas de impresionante corrupción.
7.
Francisco de Quevedo recomendó:
Ruin arquitecto es la soberbia; los cimientos pone en lo alto y las tejas en los cimientos.
QUE CONSTE
La presidente municipal de Acapulco estuvo la mañana del miércoles ante el grupo ACA. No pudo explicar por qué la ciudad huele a basura; en las principales avenidas falla el alumbrado público, lo mismo que en las secundarias y calles de todas las colonias y, lo mas grave: otra vez no hay agua. Un caso, Calle Explanada, fraccionamiento las Playas, ya cumplieron tres meses sin agua potable ¿Será porque el municipio hace trabajos privados a un edificio cercano donde, se dice, llegará a vivir el secretario de salud del gobierno federal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.