Por Edmundo Cázarez C
                  -Segunda y última parte-

“Si nos ponemos las pilas, México puede ser la reserva espiritual del mundo. Gracias a mi vocación sacerdotal, he tenido la fortuna de viajar por gran parte del mundo y en toda La Tierra, no hay un país como México que tenga tanta riqueza natural, tanta chispa de su gente. Ni que decir de sus atractivos naturales, su comida o su riqueza arquitectónica y cultural. Los mexicanos somos únicos en todo el mundo. No obstante, la creciente ola de violencia que se ha registrado últimamente, México es un pueblo escogido por Dios, nada ni nadie lo podrá destruir”, enfatizó el Obispo de Texcoco, Juan Manuel Mancilla Sánchez, en esta segunda y última parte de la entrevista exclusiva que concedió a ÍNDICE POLÍTICO.

Asimismo, al cuestionarle a qué se debe la falta de fe que ha provocado la creciente ola de violencia, con asesinatos a lo largo y ancho del territorio nacional… ¿A lo mero macho, Dios existe? Sorprendido por la pregunta, se endereza de su asiento para expresarme de manera fuerte y clara: “Yo me permitiría comentarle. Hoy, más que nunca… ¡Dios existe!! Hoy más que nunca, se puede amar, amar, conocer y creer en Dios. Pero también, quiero que sepa que… ¡Dios no es exclusivo de la Iglesia Católica!!, Dios es bondadoso y amoroso para todos, sin importar las religiones que profesen.

Respetuoso del acontecer nacional y enfatizando que no le gusta ni puede opinar sobre la vida política del país, le pregunté: ¿La Iglesia Mexicana qué le pide al presidente de la República López Obrador, para que deje de agredir, insultar y denostar a quienes no piensen como él, desde la máxima tribuna en Palacio Nacional, y que se escuda con pasajes bíblicos y hasta enseñe estampitas de santos dándose golpes de pureza? Con absoluta serenidad, respeto y franqueza me dijo: ¡Qué pregunta tan fuerte me plantea… ¿Quiere que le responda desde el fondo de mi ser?… Simplemente lo bendigo, así como bendigo a mi amado pueblo. No le puedo pedir nada como tampoco le pido nada a mi amado pueblo. Como Obispo y como un simple ser humano, estoy en la obligación de dar. Desde aquí, a través de esta extraordinaria entrevista, le mando mi bendición al presidente de México. Así como mis humildes súplicas a Dios para que lo ilumine. Le repito, ¡México es un pueblo escogido por Dios, nada ni nadie lo podrá destruir!!

Por último, al preguntarle su opinión acerca del atentado del que fue victima el periodista Ciro Gómez Leyva, totalmente consternado me dijo: “El atentando en contra del destacado periodista Ciro Gómez Leyva, es una prueba clara de la pérdida de valores que hay en nuestro querido México. Quiero enfatizarle a través de esta extraordinaria entrevista, que México necesita esa voz que sale del alma de Ciro Gómez Leyva. Siento un enorme respeto y admiración por su valentía y sensatez hacia los problemas de interés público. Bendito sea Dipos que resultó ileso. Mas allá de que me haya impactado la noticia de su atentado, me dolió muchísimo y hasta lloré, porque Ciro Gómez Leyva es un gran señor. Él y ningún mexicano se merecen eso. La esfera del mal no tiene por qué dañarlo. ¡Ciro Gómez Leyva, es un ícono de la libertad de expresión, no solamente en México sino en el mundo entero!!”

Conversar con el señor Obispo Juan Manuel Mancilla Sánchez, me ha dejado impactado por su enorme calidad humana, educación, cultura, sencillez, humildad, sensibilidad y respeto a su brillante actividad eclesiástica.

Sin poner objeción a nuestras preguntas, con toda libertad me respondió:
-¿Por qué demostramos ser religiosos solamente cuando vamos a la iglesia y dándonos golpes de pecho, pero saliendo, nos empeñamos en insultar y agredir a los demás?
-Honestamente, yo quiero hacer honra al pueblo de México. Siempre he dicho que en México se vive fantásticamente bien. Se come delicioso. La mayoría de la gente transmite un humor extraordinario. Las vestimentas de cada una de las regiones del país son increíblemente impresionantes y llamativos por el colorido de sus trajes típicos. Asimismo, la creatividad musical de su gente es riquísima en cada una de sus canciones.
-¿Cómo México no hay dos?
-Déjeme decirle que, por mi vocación sacerdotal, he tenido la fortuna de viajar por gran parte del mundo y en toda La Tierra, no hay un país como México que tenga tanta riqueza natural, tanta chispa de su gente. Ni que decir de sus atractivos naturales y de su comida o de su riqueza arquitectónica y cultural. Los mexicanos somos únicos en todo el mundo. No obstante, la creciente ola de violencia que se ha registrado últimamente, todavía hay un sustrato que no sale a los escenarios públicos, ni tampoco brilla en los ambientes, que según eso, construyen a un pueblo.
-¿México un pueblo noble que no se da por vencido?
-Bien lo dice usted, el pueblo de México sigue conservando sus principios. Nuestra gente es amable, te saludan en la calle, sonríen amablemente. Decenas de personas que observan el ir y venir de los demás. Hay quienes comparten su ser, sus experiencias y ambiciones.
-¿No todo está perdido?
-¡Exacto!!, coincido plenamente con usted. ¡No todo está perdido!! Y menos en este gran país llamado MÉXICO. Como decía Facundo Cabral cuando le preguntaron ¿por qué viajaba tanto a México?, y simplemente respondió: “Es que México es la reserva espiritual de América”
-¿Qué debemos hacer para ponernos las “pilas”?
-Si nos ponemos las pilas, México puede ser la reserva espiritual del mundo.
-¿Cuántas de esas reservas hay en todo el mundo?
-Como tales, quedan muy pocas, tales como el polo norte, en donde ser reserva el agua más pura, fresca y dulce. Asimismo, el Amazonas en donde el agua es corriente, pero a nivel espiritual y social, sin lugar a dudas que es México.
-¿México siempre fiel, tal y como lo decía Juan Pablo II?
-Sí. Efectivamente.
-¿Qué sintió cuando recibe el nombramiento que le hizo Juan Pablo II, ya como Obispo de Ciudad Obregón?
-Una gran emoción y lo que hice fue arrodillarme frente al Sagrario en la Iglesia de San José, en mi natal San Luis Potosí, por cierto, ahí estaba presente mi mamá.
-¿Y qué le dijo?
-Mi mamá ya estaba avanzada en edad, pero muy lúcida. Se puso feliz cuando le comunique que el Papa Juan Pablo II me hacía Obispo de Ciudad Obregón. Me abrazo y me dijo: “Mi hijo hermoso ¿ya te subieron de categoría? A lo que le respondí “Sí mamá, a partir de ahora ya soy Obispo”. Un tanto sorprendida me pregunta: ¿Y qué es lo que tienes que hacer? Pues cuidar al pueblo y a los sacerdotes. Con el rostro totalmente seria, me dice: “Por favor, jamás vayas a mal tratar a un sacerdote, porque sabes, nosotros estuvimos durante muchos años sin un sacerdote. Así es que, si el Papa Juan Pablo II te hizo director de todos los sacerdotes, por favor, te lo suplico, nunca los vayas a maltratar. ¡Si te subieron de grado, tú bájate y compórtate lo más humilde que puedas!!
-El Obispo de Texcoco se lleva sus manos al pecho, respira profundamente. Me pide unos segundos para tranquilizarse. Lo noto mucho muy emocionado son su relato… Al paso de unos minutos y cuando me da señales que podemos continuar, le pregunto…
-¿A qué se debe esta falta de fe que ha provocado una ola de violencia? Todos los días hay asesinatos a lo largo y ancho del territorio nacional… ¿A lo mero macho, Dios existe?
-Sorprendido por la pregunta, se endereza de su asiento para expresarme de manera fuerte y clara: “Yo me permitiría comentarle. Hoy, más que nunca… ¡Dios existe!! Hoy más que nunca, se puede amar, amar, conocer y creer en Dios.
_¿Por qué solamente buscamos a Dios cuando estamos pasando por un mal momento y nunca le damos gracias por tener vida, casa, comida ni por disfrutar de las buenas cosas?
-Así es el ser humano. Dios es tan humilde, tan respetuoso, que nunca ha invadido ningún escenario. Ni el de la conciencia, como tampoco el de la sociedad.
-¿Señales que no logramos entender?
-¡Exacto!!, esa es una señal de su infinita grandeza y sabiduría.
-¿A Dios se le debe amar con dolor y lágrimas?
-No precisamente, pero sí, confiar más en él. Dios es el señor y rige los destinos y está dentro de cada uno de nosotros.
-Si está en cada uno de nosotros, ¿Por qué hay asesinos, criminales, secuestradores, narcotraficantes y quienes atentan contra la vida de otros?
-Dios nos da un libre albedrio y cada quien es responsable de sus actos. Déjeme explicarle que Dios está apasionadamente comprometido con cada ser humano. En el momento en que el ser humano -como decía Jesús, conviértanse-, y recapaciten en sus actos, el ser humano actuará de manera diferente.
-¿Por qué permite tanta maldad? ¿Dios es un ser punitivo?
-¡Nooo!!. Dios no es un ser punitivo. El ser humano tiene que hacer las cosas bien y no a su conveniencia.
-¿Qué pasa si se hacen las cosas bien?
-Pues vas para arriba. Creces espiritualmente y todo se transforma en tu bienestar. Trabajas más contento. Te conviertes en digno y exitoso. No hay un lugar tan bello como el que preside Dios, y eso, es el Reino de Dios
-¿Por qué, forzosamente, necesitamos de una referencia física y constructiva para creer en Dios?
-No hay, de verdad, una referencia tal y como lo señalas, profundamente constructiva en el ser humano, como lo es Jesucristo y su Iglesia.
-Esto me obliga a preguntarle ¿Dios es exclusivo de la Iglesia Católica y que las otras religiones se vayan mucho al infierno?
-No, no, no. Lo primero que le dije, es precisamente lo grandioso. Dios es el creador del universo y de todas las religiones, se llamen como se llamen. Es el creador de todo el universo, de la Tierra y de todo lo que hay más allá de nuestro entender, así como de cada ser humano. Es muy bondadoso y amoroso para todos, sin importar el tipo de religiones o creencias que sigan surgiendo.
-¿Estamos aún en pañales en todos los misterios concernientes a la creación del universo?
-Don Edmundo, usted es un hombre muy inteligente y me tiene sorprendido. A ver dígame, ¿Qué científico puede hacer, incluso, conocer una mínima parte del sistema el cosmos en su totalidad que hay en cada persona?
-¿A lo mero macho, los seres humanos somos únicos e irrepetibles?
-En todo el mundo no hay otro idéntico a usted ni otro como yo. A ver don Edmundo, tráigame una persona que pueda hacer todo ese universo que se encierra en un solo cuerpo. Todo ese sistema conectados entre sí y que permiten la vida en cada cuerpo, tales como el sistema óptico. Ni que decirle de lo grandioso que es nuestro cerebro, hecho a la perfección. Asimismo, todo lo concerniente al corazón y cómo bombea la sangre que alimenta a cada uno de los órganos vitales que integran nuestro cuerpo. ¡Dios los hizo!! Así le puedo hablar del aparato cardiovascular, del sistema digestivo, sistema reproductivo, sistema nervioso.
-¿Una maravilla?
-Usted lo ha dicho. Dios es sabio y nos hizo a la perfección con una combinación tan exacta y armoniosa que hay en cada una de las partes del ser humano. Quiero decirle que no hace mucho tiempo, me quedé completamente sordo y fui al otorrino, al revisarme me digo que no era cosa del oído y me mandó con el cardiólogo. Cuando hice cita con el cardiólogo y me revisó, tampoco me dijo que era cosa del corazón y me dijo que era un problema dental.
-¿Cómo es posible que esos falsos Mesías, quienes ostentan el poder, argumentando dirigir los destinos de un gran país, como el nuestro y hasta tienen la desfachatez de pensar que Dios es un pobre pendejo junto a ellos?
-Recuerde usted que sucedió lo mismo en Sodoma y Gomorra que adoraban falsos ídolos y hasta becerros de oro. El ser humano es débil de pensamiento. Dios es el ser supremo, es perfecto pero muy humilde.
-¿De que sirve tener tantas riquezas y vivir en palacios, si en el corazón y en el alma existe una perversa miseria?
-¡Qué buena descripción ha hecho de la flaqueza del ser humano!! Dios es muy humilde, muy respetuoso. Cristo era exactamente igual, humilde, sencillo y bondadoso. Siempre se ubicó como el último y el menos importante, sin embargo, Dios lo convirtió en el señor del universo. En todo el mundo glorifican a Cristo, glorioso y resucitado. Aun así, Cristo se mostró todavía mucho más humilde, cuando resucitó, acuérdese usted que lo confundieron con un fantasma y hasta lo confundieron con un caminante irresponsable que ni siquiera estaba informado de cómo estaba las cosas. Pues así pasa hoy en día, se jactan de ostentar un poder que en realidad no les corresponde porque no están preparados para ello.
-¿En tierra de ciegos, el tuerto es el rey?
-Usted mismo respondió su pregunta.
-Señor Obispo, con el respeto que merece y la confianza que me dispensa… ¿La pena de muerte atenta contra Dios?
-Sí, todo lo que es y todo lo que huele, todo lo que conlleva a la muerte, primero, no es que atente contra Dios, sino que no es digno ni tampoco es humano, eso es crueldad…
-¿También es crueldad eso de abrazos y no balazos?
-Mucha más crueldad es no aplicar las leyes como deberían de hacerlo. Con el respeto que me merecen las autoridades que gobiernan este país. Yo soy totalmente ajeno a la política, pero considero que, si para eso los eligieron, pues que aprendan a gobernar ejerciendo escrupulosamente el cargo que aceptaron desempeñar con total honestidad. Eso se llama obstrucción de la vida.
-¿Qué no le dejen todo a Dios?
-Si, tal y como se lo expresé hace un momento. Como Dios es tan respetuoso, nos permite que tomemos conciencia del valor, de la dignidad y de la hermosura de la vida.
-¿Ahí se encierra el libre albedrio que nos concedió?
-Sí, ¡claro!! Un súper albedrio al confiar en nosotros para que hagamos las cosas bien. Nos hizo super libres. Verdadera y auténticamente libres todos los seres humanos.
-¿Debe desaparecer el secreto de la confesión si llega un delincuente y les confiesa que va a cometer un crimen?
-¡Qué pregunta tan complicada me formula!! Mire Edmundo, el secreto de confesión, yo pienso, gracias a Dios, que es el único secreto a un nivel íntimo y comunitario que debe respetarse…
-Pero una vida está en peligro y ustedes lo pueden evitar…
-Pues ahí es donde, nosotros los sacerdotes, debemos conminarlo para que no lo haga. Los secretos se han acabado, pero no es tanto que se hayan acabado los secretos…
-¿…Entonces?
-Lo que se acabó es el sentido del pudor y de la intimidad…¡Ese si que es un drama!!
-¿Qué es el secreto de confesión para ustedes los sacerdotes?
-El secreto de confesión es recoger riquezas tan valiosas pero tan íntimas y tan dignas de respetarse, como lo es que una persona te confíe tanto su grandeza como su miseria. Eso, para nosotros, es algo sagrado.
-¿Por qué esa necedad de aferrarse a una vida mundana?
-Tal y como lo hablábamos antes, lo de Sodoma y Gomorra fue un hecho histórico y hasta cultural…
-¿No le hemos dado vuelta a la página con lo de Sodoma y Gomorra?
-Sodoma y Gomorra siempre ha existido y existe en nuestros días. Siempre ha existido la perversidad del maligno, y siempre, han habido personas que se dejen llevar por la maldad y por la crueldad.
-¿A lo mero macho?…
-Si Edmundo, siempre han existido los desórdenes de escandalosos violentos. Ya lo ve usted con las manifestaciones de las mujeres, en donde encapuchados cubiertos del rostro, cometen todo tipo de destrozos y atrocidades, no hay nadie que les ponga un alto ni son sancionados. Esos, son parte del maligno. Pero dentro de esos terrenos, Dios nunca ha abandonado al ser humano. Ni lo abandonará, mucho menos a su Iglesia.
-¿Realmente necesitamos de terremotos o fenómenos naturales para buscar a Dios? Solamente así, es donde demostramos amar al prójimo y nos ponemos en paz, aunque sea por un ratito…
-A Dios, hay que amarlo siempre. En la alegría y en la tristeza. En los éxitos y en los fracasos. En lo inesperado y en lo absurdo.
-¿Es válido que se utilice a la Virgen de Guadalupe con fines políticos?
-¡Que buena pregunta!! No hace mucho, alguien me dijo que ¿cómo era posible que en las manifestaciones de sindicatos y partidos políticos, en la Ciudad de México, portaran mantas con la imagen de la Virgen de Guadalupe…
-¿Es algo ilícito?
-No, porque cada quien es libre de profesar su religión. No, por supuesto que no están cometiendo ninguna violación a la libertad de credo. Al Contrario, me llena de alegría que la Virgen de Guadalupe esté presente en todas partes. No olvidemos que fue el estandarte del Cura Hidalgo en la lucha por la Independencia de México.
-¿Qué opina de la visita privada que realizaron el presidente Joe Biden y su esposa a la Villa de Guadalupe?
-Es lo que le decía… ¡Que orgullo!!, que nuestra Santa Madre Virgen de Guadalupe, reciba la visita de tan distinguidas personalidades, quienes acudieron para postrarse a sus pies y manifestarle su amor, respeto y cariño.
-¿Nada más demostramos nuestro fervor a la Virgen de Guadalupe con impresionantes peregrinaciones el 12 de diciembre, pero durante todo el año ufff, nos comportamos de lo peor?
-No, yo no creo que los mexicanos seamos de lo peor, al contario. Somos una gran nación y con una enorme nobleza. Si algo caracteriza al mexicano, es ese gran corazón que tiene y por las obras buenas que realiza. Los mexicanos somos únicos en todo el mundo en donde manifestamos solidaridad, cariño y lealtades.
-¿Lealtades que se rompen por intereses mezquinos?
-No, no todas las lealtades están rotas, sino que aparentemente se están secando y sufriendo una notable merma. Edmundo, México es un pueblo escogido por Dios y nadie lo podrá destruir.
-¿A qué obedece la rebelión de los Legionarios de Cristo?
-Como en el alto periodismo internacional… ¿Me permite que le diga algo?
-Claro que sí…
-¡No coments!!
-¿Qué significa para usted, ser el Obispo de Texcoco?
-No tiene idea del amor que he recibido de este bendito pueblo de Texcoco. Gente maravillosa, fieles a sus principios. Los amo en realidad, es un gran orgullo y satisfacción poder servirles y los bendigo a todos.
-Cómo simple ciudadano y respetando su investidura eclesiástica ¿Qué opina que una nativa de Texcoco pueda ser la próxima gobernadora del Estado de México?
-Al escuchare la pregunta, su rostro se torna un tanto adusto. No le gusta hablar temas de política. Me observa detenidamente, medita su respuesta y me dice: “Dios es bondadoso con todos los seres humanos y que la llene de bendiciones. Todos los dones de Dios son un honor para cada ser humano.
-¿Le gustaría que la maestra Delfina Gómez sea la primera gobernadora?
-A ella y a las demás personas que quieran subir al escenario público, de mi parte, pero sobre todo, de Dios, reciban mis bendiciones.
-El Cardenal Carlos Aguiar Retes, su antecesor como Obispo de Texcoco, ¿Le gustaría que llegara a convertirse en el Primer Papa Mexicano?
-Sería un gran honor y algo muy bello…
-¿México se lo merece?
-¡Por supuesto que sí!! Usted lo dijo hace rato… ¡México Siempre Fiel!!, aquella célebre e inolvidable frase que pronunciara en repetidas ocasiones su Santidad Juan Pablo II
-Antes que me vaya, si me lo permite, le quiero preguntar… ¿Si Dios existe en el cielo, en donde está el infierno?
-Cada vez, ese concepto en nuestras catequesis, en las homilías de la Santa Misa y en nuestro trato con el pueblo de Dios, tratamos que ya no se piense en ello, ya no se sienta ni ya no se hable de ello. El hombre mismo busca afanosamente su propio infierno y comete cuanta barbaridad puede, sin saber que está metido en ello.
-Ya que menciona las homilías de la Santa Misa, al feligrés, por una oreja le entra y por la otra le salen los mensajes de paz y concordia que se le envían?
-No estimado Edmundo. La palabra de Dios cuando llega al corazón, ahí se queda. Como lo decía el profeta Isaías, la palabra es como el agua de la lluvia, por principio de cuentas, llena de frescura, pero también, germina dentro del corazón, crece y da frutos.
-¿Ya como Obispo, tanto de Ciudad Obregón como en Texcoco, ha mantenido alguna comunicación con el Papa Francisco?
-¿Me permite que atraiga la frase que utiliza en sus entrevistas?
-¿A lo mero macho?
-Sí, esa, porque me parece llena de optimismo y jocosidad… A lo mero macho, como todos los Obispos. Está la comunión, está el afecto. Yo lo quiero mucho y pido mucho por él en mis oraciones. En todas las celebraciones de la Santa Misa, siempre lo nombro como “Nuestro Querido Papa Francisco”, y así seguiré haciéndolo.
-¿Mantiene comunicación estrecha con él?
-El otro día le envié una carta… ¡y me la contestó!!
-¿Qué le dice en la carta?
-Vaya, vaya. Si me lo permites, más adelante te regalo una copia.
-¿Cómo le hace para no perder el piso en las altas esferas del poder de la religión católica?
-Yo estoy orgulloso de ser Obispo en Texcoco y me siento sumamente feliz como nadie se imagina, así como un Obispo muy feliz dentro del Episcopado Mexicano.
-¿El Episcopado Mexicano, es un moderno “Club de Tobi”?
-¡No Edmundo!! El Episcopado Mexicano no es lo que a veces se ha pensado y se ha dicho.
-¿Si no es un moderno “Club de Tobi”, como la gente dice… ¿Qué es?
-El Episcopado Mexicano es un escenario de hermanos y de verdaderos amigos. De gente mucho muy valiosa y humilde. Gente que lucha por amar y por servir a los demás.
-¿De qué sirven los votos de fe, si dentro de la iglesia manifiestan ser hermanos, pero saliendo de ella, le mientan la madre a todo mundo?
-Mira estimado Edmundo, si no fueran a la iglesia… ¡créeme que la cosa sería mucho peor!! De verdad, te aseguro que, en algún momento, es semilla de fe, sí florece, crece y da frutos. La maldad no dura para siempre.
-¿Le gustaría llegar a ser Cardenal?
-Llegar a ser Cardenal, es un regalo de Dios, pero también, hay limitantes por la edad. El Santo Padre Francisco, es un eclesiástico humilde, digno, fraterno. Subrayo, muy digno de estar donde está.
-Juan Pablo II se dio a querer por su sencillez y por su humildad…
-En efecto, el papado del Siglo XX al Siglo XXI es providencial, maravilloso y dignísimo.
-¿La Iglesia Mexicana qué le pide al presidente de la República López Obrador, para que deje de agredir, insultar y denostar a quienes no piensen como él, desde la máxima tribuna en Palacio Nacional, se escuda con pasajes bíblicos y hasta saca estampitas de santos dándose golpes de pureza?
-¡Qué pregunta tan fuerte me plantea… ¿Quiere que le responda desde el fondo de mi ser?..
-Sí, claro, detrás de esa investidura, es usted un gran ser humano….
-Simplemente lo bendigo, así como bendigo a mi amado pueblo. No le puedo pedir nada, como tampoco le pido nada a mi amado pueblo. Como Obispo y ser humano, estoy en la obligación de dar. Desde aquí, y a través de esta extraordinaria entrevista, le mando mi bendición. Así como mis humildes súplicas a Dios para que lo ilumine. Le repito, ¡México es un pueblo escogido por Dios, nada ni nadie lo podrá destruir!!
-¿Qué opina del atentado que sufrió el periodista Ciro Gómez Leyva?

  • El atentando en contra del destacado periodista Ciro Gómez Leyva, es una prueba clara de la pérdida de valores. Sirva este espacio que me brinda para enviarle un saludo con mucho cariño y admiración, al señor Ciro Gómez Leyva, a quien desde hace muchos años admiro. Primero, cuando tenía un valiosísimo espacio en CNI Canal 40, en donde impuso su sello personal y profesional de dar las noticias. Luego, lo seguí en Milenio Televisión.
    -¿Le da la oportunidad de verlo en Ciro por la Mañana o en Imagen Televisión?
    -Por las mañanas, me es un poco difícil por las Misas que me honro en oficiar. Pero por las noches, no me lo pierdo. Insisto, quiero enfatizarle en esta extraordinaria entrevista, que México necesita esa voz que sale del alma de Ciro Gómez Leyva. Siento un enorme respeto y admiración por su valentía y sensatez hacia los problemas de interés público.
    -¿Le impactó el atentado que fue víctima?
    -Mas allá de que me haya impactado, me dolió muchísimo y hasta lloré, porque Ciro Gómez Leyva es un gran señor. Mi querido don Ciro, usted y ningún mexicano se merecen eso. La esfera del mal no tiene por qué dañarlo a usted. ¡Ciro Gómez Leyva, es un ícono de la libertad de expresión, no solamente en México sino en el mundo entero. Bendito Dios que salió ileso.
    -¿Y el Obispo Juan Manuel Mancilla que le dice?
    -El Obispo de Texcoco no está para juzgar a nadie, sino que él, está para que lo juzguen.
    -El Obispo Juan Manuel Mancilla es un gran ser humano…
    -Muchas gracias por el concepto en el que me tiene, pero quiero recordarle que Juan Manuel Mancilla es de carne, hueso y un pedazo de pescuezo… Ja, ja, ja.
    -Señor Obispo, le agradezco mucho su tiempo ¿Desea usted agregar algo más?
    -El agradecido soy yo por esta hermosa charla que me ha permitido sostener con usted. Me ha dejado maravillado. Lo felicito porque es un gran entrevistador y denota su amor que le tiene a su profesión que mucho enaltece.

Al despedirnos de él, a mi compañero fotógrafo Fabián Barrera y a este reportero, nos pide que permanezcamos un instante más en que nos da la bendición con una oración especial, lo cual, agradecimos enormemente. Asi9mismo, nos pide que hagamos extensiva la bendición a cada uno de los lectores. Al despedirme de mano de él, me sorprende al darme un beso en mi mano y me dice: “Usted es un ser iluminado por Dios”. Dios lo bendiga. Créame que seguirá triunfando y cosechando grandes entrevistas. ¡Vayan con Dios!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *